Predicador de guatemala

Predicador de guatemala DEFAULT

El efectivo “Cash”

(Este reportaje fue publicado el domingo 5 de junio de 2005 en elPeriódico de Guatemala, medio en el que fui reportera, y luego editora, durante 11 años. Debido a los múltiples ataques a la web del diario, miles de sus archivos digitales fueron borrados. Este es uno de ellos y se publica aquí en Nómada con autorización de elPeriódico).

En su iglesia todo puede pasar. En una ocasión, durante la inauguración de un congreso de liderazgo, el pastor Carlos Luna apareció en las puertas traseras del templo vestido de corredor de motos. Entre los aplausos y la incredulidad de sus feligreses, bajó las gradas en una potente motocicleta seguido en otra igual por su esposa.

Otra vez, surgió del techo del templo uniformado de militar, para el inicio de un encuentro de jóvenes. Descendió con notoria destreza con un lazo y arnés y cayó sobre el púlpito, transformado en un campo de trincheras.

Cash Luna no escatima creatividad, esfuerzo ni alcance cuando se trata de llegarle a la gente. Se proyecta tres veces al día en toda Latinoamérica a través de la cadena de televisión cristiana Enlace. Realiza cuatro prédicas el domingo porque sus feligreses ya no caben todos juntos en el templo y congrega a millares de cristianos de todo el continente en cruzadas de sanidad.

Locuaz y dicharachero, aprendiz de golf y de buceo, conocedor de relojes y amante de los buenos trajes, este pastor de 43 años dirige Casa de Dios, una iglesia evangélica neopentecostal con más de 12 mil miembros, cuyo templo, ubicado en carretera a El Salvador, es uno de los más grandes del país.

El pastor Luna se ubica entre los evangelistas más populares y reconocidos en la televisión cristiana latina, y su página de internet figura en el puesto 42 mil de las 100 mil más vistas en todo el mundo. Un lugar nada deleznable para quien empezó a predicar en las esquinas del zoológico La Aurora con un atento público de monos saraguates.

“Tenés futuro, patojo”

En la mesa de la sala de vistas de Carlos Luna descansa un catálogo de relojes, un libro de fotografías de la película La Pasión de Cristo, la biografía del evangelista Billy Graham y el volumen II de la publicación sobre aviones Air to Air. Sin saco ni los dos anillos que le acompañan en el púlpito, el pastor llega un tanto apurado a la entrevistas. El día anterior regresó de una cruzada, en Perú, de 45 mil personas y se prepara para inaugurar su quinto congreso para líderes “Ensancha 2005”, una actividad para 5 mil asistentes.

Esta vez no habrá motos, cuenta. La sorpresa será la transmisión en las pantallas del templo de un reality show llamado El Discípulo, inspirado en el programa El aprendiz, de Donald Trump. Seis personas de Casa de Dios, elegidas de entre un casting de 50, tuvieron 72 horas para “ganar almas para Cristo”. Las cámaras los siguieron a hospitales, cárceles y colonias. El resultado, tres días después, fue de 450 nuevos cristianos.

—Al igual que yo cuando empecé a servir a Dios, ellos debieron ir a buscar en dónde predicar, sin nada y sin recursos—, resume Luna.

Carlos Luna tenía 20 años cuando aceptó a Cristo. Fue el 11 de julio de 1982 el día que llegó al antiguo Cine Reforma, en donde se congregaba la Fraternidad Cristiana, invitado por un amigo con quien la noche anterior se había “echado los tragos”.

Hijo de un hogar católico de padres divorciados, Cash (apodo que le quedó desde niño cuando decía “Cashlos” en vez de Carlos) creció solo con su madre. Se graduó del Liceo Guatemala, fue seleccionado nacional de voleibol y en 1980 ingresó con una beca a la Universidad Francisco Marroquín a estudiar Administración de Sistemas de Información. Después de su conversión, el muchacho dejó la parranda y la cajetilla diaria de cigarros.

—Iba a los cines de películas pornográficas de la zona 1 a repartir tratados y a hablarle de Dios a los homosexuales de la 5ª avenida. Otra vez fui a predicar a La Aurora. Sólo los monos quisieron escucharme—, recuerda.

En la iglesia conoció a la joven Sonia Castillo Pacheco, también exjugadora de voleibol, con quien se casó a sus 24 años. Comenzó a tomar clases de predicación a las 6:00 de la mañana en Fraternidad Cristiana y un día le permitieron hacerlo en el servicio del miércoles.

—Muy bien, patojo, tenés futuro, te damos 60 puntos—, recuerda que le dijeron algunos ancianos.

Poco a poco, el joven se ganó la confianza de todos hasta llegar a ser nombrado coordinador del grupo de jóvenes y uno de los muchachos de confianza del pastor de Fraternidad Cristiana, Jorge H. López.

 

Cash Luna durante la entrevista en su casa.

Cash Luna durante la entrevista en su casa.

De los sacos a su iglesia

Paralelo a su actividad en la iglesia, Luna era agente de seguros y tenía una boutique de trajes en la zona 10. Fue allí en donde un empresario de la construcción lo buscó para invitarlo a hacer estudios bíblicos en su casa, en la carretera a El Salvador.

—Supe de inmediato que esa era la oportunidad de empezar una iglesia, por la que tanto había pedido—, dice Luna.

Luna se empezó a reunir con la familia del empresario los domingos por la tarde y continuó siendo el coordinador de jóvenes en Fraternidad Cristiana. Los ancianos le comentaron al pastor López que el joven Cash estaba empezando a congregarse en una casa y cinco meses después, Luna se lo confirmó.

—Para cuando él me dijo “me voy”, yo sabía que él ya se había ido desde hacía tiempo—, rememora López.

Pronto los seguidores de Luna ya no cupieron en la casa y se trasladaron al hotel Radisson, después al auditórium de la Cámara de la Industria y en 1995 se mudaron al bulevar Los Próceres. Era una bodega en la que llegaron a celebrarse seis servicios el fin de semana porque de nuevo no cabía la gente.

En 1999 arrancó la construcción del actual templo en el kilómetro 17 de la carretera a El Salvador. Con una inversión demás de Q30 millones y capacidad para 3 mil 500 personas, la iglesia estrenó instalaciones en 2001. Hoy se realizan cuatro servicios cada domingo.

Una nota de contexto: Los medios evangélicos al servicio de Dios (y del presidente)

Multiplicación de células

Casa de Dios es el equivalente a una empresa bien llevada: tiene misión (ganar discípulos y enseñar lo que Jesús manda a través de pequeños grupos que se reúnen en casas), un grupo objetivo (Guatemala) y un competidor bien definido (el mundo).

Sometida a auditorías externas e internas y lanzadora de efectivas estrategias de mercadeo (como colocar vallas en las vías más transitadas de la ciudad en las que aparece Luna con guantes de boxeo promocionando un congreso de liderazgo), la iglesia es el reflejo de una clara dirección empresarial.

La base más sólida de Casa de Dios, sin embargo, está precisamente fuera de la iglesia. La congregación está compuesta por 1,400 grupos llamados células, que aglutinan a adolescentes, jóvenes, mujeres, matrimonios, empresarios y profesionales.

Las células se reúnen entre semana en casas para estudiar los principios bíblicos. Un visitante nuevo es invitado a asistir al templo, a participar en encuentros y luego a prepararse durante tres meses para establecer su propio grupo. Esta persona, a su vez, invitará a sus amigos y familiares a la iglesia y ellos también podrán ser cabezas de células.

Es a través de esta estructura que Casa de Dios, en 11 años de vida, se ha convertido en una congregación de 12 mil miembros.

 

Casa de Dios es una iglesia que comenzó como una célula y luego se estableció en la zona 10.

Casa de Dios es una iglesia que comenzó como una célula y luego se estableció en la zona 10.

¿Qué carro es el pecado?

Cash Luna dejó su empresa de seguros y la boutique en 1994. Desde entonces recibe un salario como pastor. Su primer sueldo, cuando la iglesia tenía 100 feligreses, fue de Q2 mil, y sobre sus ingresos actuales él prefiere no dar detalles por “prudencia”. Sus ingresos, compara el copastor Rodolfo Mendoza, son similares al que tendría un gerente de una entidad de la magnitud de Casa de Dios.

—No provienen de los diezmos ni de ningún ingreso del templo—, hace ver.

Las críticas, sin embargo, no le faltan a este pastor que adorna su pulso con Cartier y Rolex y posee dos automóviles Mercedes Benz y una camioneta Volvo. Entre sus propiedades se encuentran también dos terrenos, una casa en un condominio cercano a la iglesia y una productora de radio y televisión (Producciones de lo Alto) de la cual es socio él y su esposa.

Miembro de la Hacienda Nueva Country Club (membresía que le regalaron, cuenta el pastor, al igual que varios de sus autos y relojes), Luna recién aprende a jugar golf. Reconoce que es amante de los buenos trajes y corbatas, y dado a que es reacio a endeudarse, tiene dos de sus carros en venta para empezar a construir su nueva casa, una más espaciosa.

¿No es muy ostentoso para un líder religioso manejar un Mercedes Benz convertible y ver la hora en un Rolex? Luna responde con otra pregunta

—¿Es pecado un buen carro? ¿Qué marca es pecado? Si a mis 43 años y con 20 años de trabajar no puedo tener una casa y manejar un buen automóvil, ¿cómo puedo ser ejemplo para los demás?.

Agrega algo más:

—¿Qué importa si un presidente viaja en limosina, si dirige un país próspero? Esta es una iglesia próspera, muy bien administrada.

Una opinión importante: El diezmo es bíblico, pero ¿los pastores lo usan como manda La Palabra?

Un sueño tranquilo

Luna viaja, en promedio, 18 veces al año fuera de Guatemala, principalmente para realizar cruzadas.

Para evitar los vuelos comerciales y ahorrar tiempo, Casa de Dios adquirió un Sabreliner 60, modelo 1978. Es un jet privado para uso del ministerio y que le sirve al pastor Cash para ir por el continente y ganar nuevas almas para Cristo.

Luna realiza diez cruzadas por año en países en donde es invitado. Cada una cuesta de US$5 mil a US$100 mil, costo que es sufragado con actividades en la iglesia como seminarios, donaciones voluntarias y apoyo de empresarios.

En países como Honduras, Luna ha reunido a 72 mil personas. Los milagros que ha visto desde 1999, año que empezó a realizar estas peregrinaciones, dice, son incontables. Las críticas también.

Para evitar que las sanaciones sean atribuidas a la emoción colectiva, Luna se hace acompañar de dos médicos para que constaten clínicamente los milagros. También hace filmar en video a las decenas de personas que en el púlpito dan fe de sus curaciones como tumores, sordera y hernias, y que luego de ser tocadas por la mano del pastor Cash, caen desplomadas.

Las críticas a Luna, sin embargo, no siempre son previsibles. Este año la cadena televisiva Enlace, cuya sede está en Costa Rica y de la cual Luna es predicador, fue señalada por medios de comunicación de ese país de “vender promesas” a los cristianos.

Enlace realiza cuatro maratones al año para sostener al canal, que se transmite en 55 países (en Guatemala, a través de Canal 21). Cash Luna tiene tres programas al día en Enlace y es uno de los predicadores que en cada maratón invita a los televidentes a que colaboren con US$20 o más.

—Cash es muy conocido aquí por sus programas, pero también es uno de los más criticados por su forma tan obvia de pedir las ofrendas y por su insistencia en relacionar todas las bendiciones de Dios con el dinero—, comenta el pastor Óscar Ramírez, miembro del Tribunal de Ética de la Federación Alianza Evangélica costarricense (FAE), en una entrevista telefónica.

Cash Luna, quien no asistió a la última maratón que se hizo hace varias semanas (por falta de tiempo, argumenta) comenta que esa venta de milagros que le atribuyen proviene de dos o tres pastores ticos que siempre han estado en contra de Enlace.

—Mientras esté integro delante de Dios, duermo tranquilo—.

La batalla contra los ojos

Polémico, ya sea porque tiene una escolta que vela por su seguridad, o porque se le ve conducir un convertible o descender de un jet privado, Cash Luna reconoce que no es un pastor tradicional.

—Buceo, juego golf, voy al gimnasio, yo sé que mi estereotipo no cabe en el de un pastor.

Su batalla más fuerte, mencionó hace tres meses en una de sus prédicas, no es contra el pecado, no precisamente contra los ojos de los demás.

—Todo el tiempo la gente está viendo cómo se viste el pastor, qué maneja, cómo tiene a sus hijos. Pero mientras lo que haga no sea pecado, lo voy a seguir haciendo. Porque tengo el permiso de Dios—, señaló.

Admirador de la Madre Teresa y de Martin Luther King, este jovial pastor, dado a las jocosas anécdotas desde su púlpito, dice estar convencido de que “si los perros ladran es que vamos caminando”.

Entre sus planes mediatos se encuentra abrir una universidad, editar su primer libro y abrir un centro de rehabilitación para niños. Pero su proyecto más cercano, dice es la construcción de un nuevo templo para 12 mil personas, y que prevé comenzar a construir el próximo año, edificación que podría quedarse corta en poco tiempo, tomando en cuenta las proyecciones de Casa de Dios acerca de que la iglesia podría tener 25 mil feligreses dentro de 7 años.

—Las personas me hacen bromas de que a mí no hay iglesia que me alcance—, ríe. Hasta ahora, el efectivo Cash les ha demostrado que tienen razón.

Cronología

Carlos Enrique Luna Lam nació el 4 de marzo de 1962. Egresó del Liceo Guatemala y se graduó cum laude de la Universidad Francisco Marroquín.

Creció en la colonia Vivibién en la zona 5 y vivió también en Coatepeque. Su primera revelación, cuenta, fue la aparición de Jesús frente a su cama, cuando tenía 11 años.

Se congregó en Fraternidad Cristiana a los 20 años y se casó con Sonia Castillo a los 24, con quien procreó tres hijos, hoy adolescentes.

Su primera empresa fue de servicios de informática. Luego vendió seguros para Aseguradora General y tuvo una boutique de trajes y sacos en la zona 10.

En 1989, a los 27 años, lo nombraron coordinador de jóvenes en Fraternidad Cristiana. Predicaba los miércoles y a veces en el servicio del domingo.

En 1994 deja la iglesia y sus negocios para fundar Casa de Dios. El primer templo formal estuvo en el bulevar Los Próceres, zona 10.

En 1999 comenzó la construcción del megatemplo en carretera a El Salvador con capacidad para 3 mil 500 personas y un costo de más de Q30 millones.

Luna, de 43 años, planea comenzar a construir en 2006 un templo para 12 mil personas. Su iglesia, estima, podría llegar a tener 25 mil feligreses en los próximos 7 años.

¿TE GUSTA ESTE PERIODISMO?

Compartí

Facebook

Twitter

Whatsapp

/

Seguinos

/

Suscribite

/

Favorito

21
Paola Hurtado
Paola Hurtado/

Me gusta escuchar historias, contar lo que veo, usar el lenguaje con claridad y ritmo, preguntar cada vez que tengo una duda, cuestionar, opinar, debatir, consensuar, buscar la justicia y la equidad. Por eso me hice periodista.


Sours: https://nomada.gt/pais/actualidad/el-efectivo-cash/

Colenda Digital Repository

BetaThis service is in beta.

Search

1 entry found

Search Results

Sha256e s18212  c6abad4b07eebc8c7c477dd8933d6aa3eaeab479aa6dafa1e2003bb5194eaa02
Title:
Doctrina christiana en pocomchi [manuscript] / escrita por Fr. Hippolito de Aguilera, predicador, cura de este partido de el pocomchi.
Subject:
Pokonchi language -- Texts.; Mayan languages -- Texts -- Early works to 1800.; Indians of Central America -- Guatemala -- Languages -- Early works to 1800.; Codices.; Prayers.; Translations.; Manuscripts, Spanish; 19th century.
Personal Name:
Berendt, C. Hermann; Brinton, Daniel Garrison,
Language:
Pokonchi, with a preface in Spanish and headings in Spanish and Latin.
Creator:
Aguilera, Hippolito de.
Publisher:
[Cobán, Guatemala, between 1874 and 1878?]
Rights:
http://rightsstatements.org/page/NoC-US/1.0/?
Collection:
Berendt-Brinton Linguistic Collection.
Call Number:
Ms. Coll. 700
Sours: https://colenda.library.upenn.edu/?_=1579722254392&f%5Bcoverage_sim%5D%5B%5D=Guatemala&f%5Bcreator_sim%5D%5B%5D=Aguilera%2C+Hippolito+de.&f%5Bitem_type_sim%5D%5B%5D=Manuscripts&f%5Bpublisher_sim%5D%5B%5D=%5BCoba%CC%81n%2C+Guatemala%2C+between+1874+and+1878%3F%5D&f%5Brelation_sim%5D%5B%5D=Lord%27s+prayer.&f%5Bsubject_sim%5D%5B%5D=19th+century.&per_page=100&search_field=title&sort=id+asc
  1. 4 gallon storage bin
  2. Best pipe for yz250
  3. Fedora 33 server
  4. Glass armor skyrim
  5. Weird pencil case

El legado de Luis Palau, ‘el principal evangélico en el mundo de habla hispana’

Obituario

El predicador nacido en Argentina siguió los pasos del célebre pastor Billy Graham, y se concentró en los feligreses que hablan español en Estados Unidos. Falleció a los 86 años.

Read in English

Luis Palau, quien pasó de predicar en las esquinas de Argentina a convertirse en uno de los líderes evangélicos más importantes de la generación posterior a la de su mentor, Billy Graham, murió el jueves en su casa de Portland, Oregón. Tenía 86 años.

Su muerte, a causa de cáncer de pulmón, fue confirmada por la Asociación Luis Palau, el ministerio que fundó en 1978 con 100.000 dólares de capital inicial proveniente de Graham.

Aunque su sede estaba en Oregón, Palau a menudo era llamado el “Billy Graham de América Latina”. Se dirigía a los 120 millones de evangélicos latinoamericanos a través de tres programas de radio diarios (dos en español y uno en inglés); múltiples libros en español, y decenas de cruzadas de evangelización, en las que podía pasar una semana y gastar millones de dólares predicando en una sola ciudad. La Asociación Luis Palau calcula que predicó a 30 millones de personas en 75 países.

“No creo que sea una exageración decir que fue el principal evangélico en el mundo de habla hispana, tal vez en todo el mundo, solo superado por Billy Graham”, dijo el reverendo Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional Evangélica Latina, mediante una entrevista telefónica.

Pero aunque Palau siguió los pasos de Graham, no los copió. Hizo un camino entre el evangelismo conservador de su mentor y un cristianismo más consciente de la sociedad que encontró profundas raíces en las comunidades de color, tanto en el extranjero como en Estados Unidos.

Y mientras que los eventos de Graham eran asuntos formales, con coros y sermones largos, los de Palau eran festivales informales orientados a la familia, con música pop y demostraciones de deportes extremos; fue pionero en acoger en su escenario a grupos de rock cristianos. En marzo de 2001, atrajo a 300.000 personas al BeachFest, un festival de dos días en Fort Lauderdale, Florida, dirigido a los estudiantes que estaban en vacaciones de primavera.

Al dirigirse a los fieles, podía ser hablador y autocrítico —otro contraste con el más digno Graham, y un alejamiento de la imagen estereotipada del predicador evangélico— y esas cualidades lo ayudaron a llegar más allá de su feligresía para convertir a millones más.

“Seguía siendo teológicamente ortodoxo sin ser odioso, algo que los evangélicos no siempre hacemos bien”, dijo Ed Stetzer, director ejecutivo del Centro Billy Graham del Wheaton College, en una entrevista.

Palau era especialmente consciente de la suposición común de que los evangélicos son derechistas virulentos, una de las razones por las que a menudo celebraba sus festivales en bastiones del liberalismo, como la ciudad de Nueva York, el noroeste del Pacífico y Nueva Inglaterra. En 2001, realizó una campaña de 2,5 millones de dólares durante una semana en todo Connecticut.

“En Nueva Inglaterra, cuando dices ‘cristiano’, piensan ‘esos maniacos de la derecha’”, dijo a The New York Times en 2001. “Siento un desafío en Connecticut. Quiero demostrar que no somos maniacos, sino que estamos bien educados. Es una fe racional, pero una fe que te enciende”.

Luis Palau hijo nació el 27 de noviembre de 1934 en Ingeniero Maschwitz, Argentina, un pueblo a casi 50 kilómetros al norte de Buenos Aires. Su familia hablaba inglés y español en casa. Su padre, un hombre de negocios, era hijo de inmigrantes españoles; su madre, Matilde Balfour de Palau, era de origen escocés y francés.

Su padre murió cuando Palau tenía diez años, poco después de que sus padres se convirtieran al cristianismo evangélico, y la familia cayó en la pobreza. Palau recordaba a su madre cortando trozos de pan y filete en ocho pedacitos: un bocado para ella, para él y para cada uno de sus seis hermanos.

Luis se convirtió a la fe en 1947, después de que el consejero de un campamento de verano lo acogiera. Tenía 18 años cuando escuchó a Graham por primera vez, en una radio de onda corta, y la experiencia lo inspiró a dedicarse a la predicación.

Después de la secundaria, consiguió trabajo en un banco de Córdoba, en el oeste de Argentina, y en sus horas libres empezó a predicar en las esquinas. Finalmente, convenció a una emisora de radio local para que lo pusiera al aire.

En un grupo de estudio bíblico conoció a Ray Stedman, un escritor y pastor de Palo Alto, California, que lo convenció de ir a Estados Unidos para asistir a un seminario. En 1960, se inscribió en un programa de un año en la Escuela Bíblica Multnomah (ahora Universidad Multnomah) en Portland.

Allí conoció a Patricia Scofield, una antigua profesora y compañera de estudios. Se casaron en 1961. Ella le sobrevive, junto con sus cuatro hijos, Andrew, Kevin, Keith y Stephen; sus hermanas, Matilde, Martha, Catalina, Margarita y Ruth; su hermano, Jorge; y doce nietos.

Al regresar a la bahía de San Francisco, Palau conoció a Graham, que se preparaba para una cruzada de evangelización en Fresno. Palau trabajó con él durante seis meses, traduciendo los sermones de Graham cuando se dirigía a audiencias de habla hispana. Palau se ordenó en 1963.

Siguió trabajando como intérprete para Graham durante los siguientes 20 años, incluso después de convertirse en ministro de Overseas Crusades (ahora conocida como OC International), una organización misionera. Durante la siguiente década, él y su familia se desplazaron por América Latina, estableciendo iglesias y realizando campañas en las ciudades similares a las de Graham en Estados Unidos.

Los Palau regresaron a Portland en 1972, y él fue presidente de Overseas Crusades desde 1976 hasta que fundó su propio ministerio dos años después.

En parte por deferencia al dominio de Graham sobre los evangélicos estadounidenses, Palau pasó los primeros 20 años de su ministerio centrado en el extranjero. Además de las cruzadas en América Latina, se aventuró en Europa y Medio Oriente y fue una de las pocas figuras religiosas occidentales a las que se les permitió predicar en la Unión Soviética.

Al igual que Graham, mantuvo sus cruzadas apolíticas, tanto en lo que respecta a su mensaje como a las personas con las que estaba dispuesto a trabajar. Se hizo amigo de un sacerdote liberal argentino llamado Jorge Bergoglio mucho antes de que se convirtiera en el papa Francisco. Pero también fue criticado por colaborar en una cruzada de evangelización de 1982 en Guatemala con el dictador Efraín Ríos Montt, que acababa de tomar el poder en un golpe de Estado.

Cuando Graham pasó a la semijubilación a finales de la década de 1990, Palau se dirigió a Estados Unidos. También se alejó del modelo de cruzadas de Graham: acortó sus eventos a unos pocos días y los llamó festivales. Celebrados en parques de la ciudad, podían incluir actividades de skateboarding, actividades familiares y hiphop cristiano; cada noche predicaba durante unos 45 minutos, justo antes del acto principal.

Palau fue algo más que el sucesor de Graham en Estados Unidos. Como latino, y con un ministerio más comprometido socialmente, tuvo más éxito a la hora de llegar a la creciente comunidad hispana del país, que hoy constituyen alrededor del 11 por ciento de la población evangélica de Estados Unidos.

“Su ministerio logró superar las diferencias entre blancos y latinos de una manera que los ministros blancos de los suburbios no pudieron, especialmente en las décadas de 1980 y 1990”, dijo Darren Dochuk, historiador de la Universidad de Notre Dame.

En 2015, Palau organizó un evento en Nueva York llamado CityFest. Para prepararlo, se trasladó a la ciudad durante dos meses, visitó iglesias, se reunió con el alcalde Bill de Blasio y creó proyectos de servicio a la comunidad.

El festival atrajo a 60.000 personas a Central Park, el límite legal, y a unas 120.000 más a eventos en lugares como Times Square, Radio City Music Hall y Flushing Meadows en Queens.

“El mundo piensa, y yo solía pensar, que Nueva York es todo secular”, dijo Palau al Times. “Hay un hambre y un deseo de hablar de cuestiones espirituales, algo que me sorprendió de Nueva York”.

Sours: https://www.nytimes.com/es/2021/03/15/espanol/luis-palau-evangelista.html
CRISTO TE LLAMA! evangelista Neftali Solís, predica en las calles de Guatemala

Historia de la Provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala de la orden de predicadores.

About This Item

Guatemala: Sociedad de Geografía e Historia, 1929. Softcover — Tapa blanda. 265x175mm. (10½x7").. Guatemala, Sociedad de Geografía e Historia, 1929-1931. 3 tomos en un volumen. En 4º (265 x 175)mm. xvi-519 pp. Rústica, cubierta posterior desprendida. Primera edición de esta importante crónica, con un prólogo de J. Antonio Villacorta. El padre Ximénez fue quien halló el manuscrito quiché del Popol Vuh, el libro sagrado de los quichés lo tradujo y lo incluyó en la primera parte de esta obra, que se había mantenido inédito hasta ahora. El libro narra la historia de los mayas y de los quichés tras su separación del tronco maya. Obra de mucha estima.

Reviews

Review this book and you’ll be entered for a chance to win !

(Log-in or Create an Account first!)

Details

bookseller
Librería José Porrúa TuranzasES (ES)
Bookseller’s Inventory #
6249
Title
Historia de la Provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala de la orden de predicadores.
Author
XIMENEZ, Francisco
Format/binding
Softcover — Tapa blanda
Book condition
Used
Binding
Paperback
Publisher
Sociedad de Geografía e Historia
Place of Publication
Guatemala
Date Published
1929
Keywords
americana;america;america central;guatemala;historia; history; histoire
Size
265x175mm. (10½x7\").

Terms of Sale

Librería José Porrúa Turanzas

15 day return guarantee, with full refund including original shipping costs for up to 30 days after delivery if an item arrives misdescribed or damaged.

About the Seller

Librería José Porrúa Turanzas

Seller rating:

This seller has earned a 5 of 5 Stars rating from Biblio customers.

    Biblio.com member since 2020

    Madrid

    Ask Seller a Question

    About Librería José Porrúa Turanzas

    Antiquarian bookdealers since 1954, we specialize in old and rare boooks, manuscripts and prints from various areas: incunabula and first impressions,books on history, science, art and humanities, with emphasis on the ancient Spanish book and Hispanic American. Americana, literature, travel, discoveries,natural history, botany, geography and many other subjects are part of our stock.

    Sours: https://www.biblio.com/book/historia-provincia-san-vicente-chiapa-y/d/1351145630

    Guatemala predicador de

    .

    BYRON CRUGA PREDICACION EN VIVO 2018, ZONA 8 GUATEMALA

    .

    You will also like:

    .



    539 540 541 542 543